Seleccionar página

Ismael Miranda, conocido como el “niño bonito de la salsa” nació el 20 de febrero de 1950 en el barrio Morocó de Aguada, Puerto Rico, compositor y cantante de salsa, está dentro del selecto grupo de artistas salseros de los finales de los años 60.

Siendo aún niño emigra con sus padres a Nueva York donde prácticamente desarrolló su vida. La vida en Nueva York no fue fácil, y en la memoria del cantante subsisten intactas las imágenes de los primeros años de altibajos en un mundo extraño, dominado por la pobreza y la marginación social y racial.

De pequeño, Ismael Miranda fue “muy musical”. Con apenas ocho años de edad empezó a cantar en inglés en obras teatrales de su escuela y hasta formó parte de un grupo infantil que se llamó Little Junior in the Class Mate. Al poco tiempo, comenzó a tomar clases de canto en una escuela de música y luego, a sus 19 anos de edad, estudió con un maestro que le recomendó Tito Rodríguez.

Por su continuo interés por la música, sobre todo el género afroantillano, formó parte del sexteto Pipo y su Combo y del grupo Andy Harlow y su Sexteto. En el mismo cantó y tocó conga. En 1967, hizo su primera grabación discográfica con Joey Pastrana titulada Let’s Ball. En ésta, el entonces adolescente Ismael se anotó su primer éxito radiofónico, con “Rumbón melón”.

Para 1968, se movió a la orquesta de Larry Harlow para iniciar una carrera artística triunfante que en poco tiempo lo coronó como una de las voces predilectas del sonido salsero, ganándose el apelativo de “El Niño Bonito de la Salsa”.

“Muchos preguntan de donde salió el apodo «El Niño Bonito» y mucha gente creyó que fue por ser el mas joven del grupo pero no, fue cuando empecé con la Fania, un dia llegué tarde a un ensayo y Johnny Pacheco me dijo: «¡Qué bonito, ¿eh?!» y esa noche me presentó como «El Niño Bonito»”. (ismael Miranda).

Su presencia en la banda del Judío Maravilloso (Larry Harlow) le dio la oportunidad de formar parte del grupo selecto de las Estrellas de Fania y de participar en los tres encuentros más importantes de ese colectivo musical: El concierto del Red Garter (1968), el evento del Cheetah (1971) y el magno espectáculo del Yankee Stadium (1973).

Arrancó su etapa de salsero en solitario en 1972 con el álbum “La oportunidad”, producido por Larry Harlow para el sello de Fania. Luego trabajó el disco “Así se compone un son” (1973), con el que el vocalista inaugura su nueva agrupación, La Revelación.

A partir de ese momento, y luego del concierto de las Estrellas de Fania en el Yankee Stadium, en 1973, el cantante torció el rumbo de su carrera optando por establecerse en Puerto Rico, incitado por su colega Justo Betancourt y el bailarín Aníbal Vázquez y motivado por su deseo de querer vivir en su tierra.

Para esa etapa, el vocalista se valió de la orquesta Yambó, que luego se convirtió en La Mulenze. Más adelante cantó acompañado de la Puerto Rican Power, la orquesta La Internacional y, en 1976, armó la nueva orquesta Revelación, al mando del tresista Néstor González. En Puerto Rico consolidó su carrera y fue cuando empezó a viajar mucho. Su trabajo discográfico continuó con los álbumes “En fa menor” (1974), “Este es Ismael Miranda” (1975), “Con mi viejo amigo” (1976), “No voy al festival” (1977), “El compositor que canta” (1978), “Sabor, sentimiento y pueblo” (1978) y “Doble energía” (1980), este último con Willie Colón.

En la década de 1980 grabó varias producciones con su sello discográfico independiente. Grabó en 1984 con el prestigioso conjunto cubano Sonora Matancera para su vieja casa discográfica Fania. En 1986 su álbum Versos de nuestra cultura, junto al cantautor José Nogueras, fue uno de los grandes aciertos de la temporada navideña de ese año.

Anunció en 1988 su intención de retirarse de los medios artísticos. Pero esa idea nunca llegó a cristalizarse.

Entrados los años 90, Ismael ha grabado con su propio sello discográfico, IM Records, y con la compañía RMM. Y en las postrimerías de la década su unión a Andy Montañez en un proyecto discográfico de bolero del ayer, ha dado ya tres exitosas producciones en suelo nacional.

Durante la trayectoria de su gran carrera, Miranda ha grabado más de 20 discos y ha cantado con artistas notables de la talla de Nicky Marrero, Héctor “Bomberito” Zarzuela, Reinaldo Jorge, Ismael Quintana, Willie Colón, Ray Barreto y Luis ‘Perico’ Ortiz.

Fuentes:

El pozo de la salsa

Wikipedia

Los dejo con uno de los temas que mas me gusta de Ismael Miranda

Comentarios